Alicante de fresas y chocolates.

Hacía tiempo que no tenía la oportunidad de pasar unos días en Alicante y me he encontrado una ciudad reinventada, con nuevas tiendas, comercios, bares y restaurantes de amplia gama y para todos los gustos.

Somos muchos los que buscamos salir de nuestros pueblos el fin de semana, y Alicante me ha parecido una opción perfecta para desconectar. A continuación os sugiero algunos de los sitios que me han gustado(o no tanto), por si os animáis a hacer una escapadita a la capital de provincia.

Un lugar.

Platja del Postiguet.

La manta al coll i el cabasset, mon anirem al Postiguet… Aunque la playa no es de mis favoritas, sólo por la cantidad de veces que he oído la “cançoneta” creia que merecía la pena. Agua muy caliente y arena un poco sucia…casi mejor quedarse tomando una cervecita fresquita o una horchata en alguno de los puestecitos del paseo.

Dos restaurantes.

Socaire. Calle Rafael Terol, 26.

Restaurante de corte moderno y carta clásica donde disfrutar tanto de la carne como del pescado. Servicio amable (aunque desde mi punto de vista dieron más explicaciones de las necesarias). El vino blanco de la casa, un Rueda estupendo. El postre, para mi sorpresa tarta de galletas finísima, de esas que te transportan a la infancia. Criticable que para tener zona de copas, y todo tipo de ginebras, no supieran combinarlas…Creo que se sumarían un punto en calidad si tuvieran entre sus empleados a alguien que dominase el arte de preparar un buen gin tonic.

http://restaurantesocaire.es/

Fresas y Chocolate. Calle de Tomás López Torregrosa, 13.

Restaurante de carta escueta( unos 19 platos) pero de gran calidad tanto en materia prima como en elaboración. Hacía mucho que no disfrutaba tanto con una pieza de queso, y aunque tuvimos un ratito de espera hasta el plato principal, mereció la pena sólo por cómo se deshacía la carne en la boca. Aunque la decoración me pareció original, hubiéramos agradecido un poco más de luz, para decidirnos a tomar allí mismo la primera copa de la noche. Ya que el local tiene dos plantas, deberían plantearse dedicar una a zona de copas y la otra a restaurante, el local ganaría en todos los sentidos.

Tres bares de copas.

Mono. Calle Cienfuegos 18.

Música: sesentera, garage.
Bebidas: recomendamos cerveza y chupito de jager bull.
Posibilidades de ligar: 80%
Ocupación: 80%
Tipo de ropa: Como quieras.
Entrada: libre.
Edad: 25+

Bareto guatequero caracterizado por música sesentera  y garage, pero especialmente por su decoración cañera donde no faltan los estampados de cebra y leopardescos. Muy buen rollo con los camareros de los que enseguida nos hicimos compis de chupito de Jägermeister. Cerveza barata y seguramente copas radioactivas (no nos atrevimos a probar). Una buena forma de empezar la noche.

Joplin. C/ Tarifa, 7.

Música: Mezclado, Pop, Rock
Bebidas: recomendamos cerveza.
Posibilidades de ligar: 70%
Ocupación: 80%
Tipo de ropa: Como quieras.
Entrada: Free
Edad: 25+
Me encantó el nombre de este bar, tributo a una de mis cantantes favoritas de los sesenta. Rock and Roll y estupenda selección de hits. Copas baratas, aunque como en el mono, nos decantamos por la cerveza. Subir a la segunda planta es toda una aventura.

Sala Stereo. Calle del Pintor Velázquez, 5.

Música: Indie-Rock.
Bebidas: recomendamos cerveza.
Posibilidades de ligar: 80%
Ocupación: 80%
Tipo de ropa: Como quieras.
Entrada: Free
Edad: 25+

Acostumbradas a los precios de la capital, la entrada a este bar pasadas las cuatro de la mañana nos pareció estupenda. 4 euros con cerveza es un precio totalmente asequible, si se quiere continuar la marcha a golpe de indie rock.

http://www.salastereo.com/

En Socaire.

Ensalada de rúcula, tomaquetes y queso de cabra.

Navajitas plateás!

Solomillo de cerdo con huevos de codorniz, patatas y ajetes.

Tarta de galletas.

Fresas y chocolate.

El local de original decoración.

Queso de cabra con miel y mermelada.

Crepes de setas y hongos y ensalada.

Yo, la cerveza y el solomillo de buey.

En la sala Stéreo con la rana Gustavo.

Anuncios