HIDROGENESSE + CHICO Y CHICA

El pasado fin de semana nos reunimos cuatro personajes para asistir al concierto de Hidrogenesse  y Chico y Chica en Madrid. Dado que se hallaba entre los asistentes el colaborador Amable, le pedí que se encargara de la crónica del concierto, y aquí están sus sensaciones sobre una noche donde el surrealismo, la música, la diversión y el buen rollo inundaron el ambiente.    

En esta ocasión he tenido el privilegio de recibir el encargo in situ, es decir, una vez en la propia sala donde se iba a desarrollar el espectáculo de mano de la escritora del blog, Marina, que delegó en mi la responsabilidad de cubrir el evento; quiero pensar que se decidió a ello, por la confianza que deposita en mi (no sé si merecida o no) o porque así aprovechaba la posibilidad de disfrutar de la inestimable compañía de su amiga, la tan esperada colaboradora Rebeca(compañera de batallas de múltiples historias de este blog), que tanto se hace de rogar para escribir, y de un amigo del que suscribe, ya también habitual de estos eventos. Sea como fuere,el encargo fue recibido con júbilo.

Los conciertos tuvieron lugar en la Sala But de Madrid (Ocho y Medio algunas noches) justo al lado la quizás más conocida Pachá (seguro no con el mismo “ambiente”). La sala sin ser gigantesca, tiene unas dimensiones adecuadas para acoger conciertos de índole reducida, (no por ello peores) y acogedores y a ello ayuda la segunda planta en forma de anilloy las cuatro bolas del “Saturday Nigth Fever” que cuelgan del techo que dan un toque setentero al lugar.

Previo al concierto es necesario destacar, la larga “cola” de entrada , en la que ya se dejaba entrever, el “ambiente” que nos íbamos a encontrar en el interior, ya que parecía que el movimiento “Movember” se había dado cita para el evento: los moustaches y las pobladas barbas al más puro estilo “bear”, abundaban, todo ello aderezado con no pocas calvas rasuradas, en un público mayoritariamente masculino y con una marcada tendencia homosexual, siendo señas de identidad la vestimenta “moderna” por doquier, gran variedad de camisas de leñador y vaqueras, pantalones pitillo y zapatillas retro que se podían ver por los aledaños, evidenciando la idea de que en Madrid siempre vas a poder vestir y vivir como si fueses joven, y eso gusta saberlo, por si acaso…

Si queréis saber de qué va Movember.

http://es.movember.com/

Una vez en el interior de la sala pudimos comprobar con la primera actuación por qué se había congregado un público gay tan elevado y ello quedó bien a las claras nada más ver la aparición en escena de los protagonistas, tanto por la vestimenta elegida como por el tono de voz usado para dar la cálida bienvenida.Y en el primer punto me debo detener, no porque, como ya sabéis los que sois habituales de estas crónicas, me guste analizar la indumentaria propuesta por los artistas, sino porque en este caso resulta obligado, diríamos que es un plato fuerte, dado que llamar la atención no es lo que pretenden, sino lo siguiente, ya que era excéntrica, estrambótica, estrafalaria, eso si, con un punto de elegancia, a juzgar por las sendas americanas con las que salieron ataviados los artistas barceloneses, pero claro, qué americanas…las dos de lentejuelas, una en tonos dorados a juego con los pantalones también dorados de lentejuelas, eso sí, cortos (menuda estampa) y la del otro miembro, color verde, quedando debajo el maillot de la montaña del Tour de Francia, ese blanco con topitos rojos… y pantalón de raso de color vino tinto, también corto, aunque éste más largo al estilo pirata, más bien “piratón” como es él, portando también una gorra de cuero bicolor al estilo Príncipe de Bel Air. Por tanto, elegantes, sí, pero a su estilo.

Ya en el reparto de funciones podemos señalar que el miembro más mayor o peor conservado (podrá comprobarse por la privilegiada foto que lograron sacarse Marina y Rebeca) también miembro de Astrud se encargó del teclado, no teclados, ya que lo que sí que había era una mesa de mezclas desde la que sonaba una base ya preparada que quedaba a la vera de su compañero, nos referimos a un teclado que podría ser un juguete de regalo para niño de los chinos de donde se desprendían sonidos psicodélicos que amenizaban los temas. Hay que decir que todo el show, comenzando por las letras de las canciones, se desarrolla en clave de humor, con una originalidad bárbara, fruto de una inteligencia que en algunos casos puede parecer absurda, pero que cuenta con seguidores que la saben apreciar.Para el desarrollo del show también se ayudan de una pantalla con un fondo de HG superpuesto fijo,donde iban pasando imágenes de conciertos de otras épocas, aunque para cierta persona eran imágenes de nuestro propio, con el desconcierto que le causó ver un estilo tan, tan retro.

Hay que decir que la calidad de voz del cantante principal no es su punto fuerte,está claro, pero se suple con creces con el desarrollo del show, con frecuentes speechs de uno y de otro, letras divertidas y con una muy buena puesta en escena, dinámica, con divertidos movimientos, sobre todo por el cantante, con un “deje mariquita” muy divertido, que no se oculta en ningún momento, sino que más bien se hace gala de él con mucho orgullo, en cambio el del teclado parecía que tenía que estar muy concentrado en la tarea de pulsar los botoncitos, eso sí, disponía de dos micrófonos, uno de ellos de tonos distorsionado, del que salía una voz metálica (siempre me ha hecho gracia ese calificativo para la voz) para hacer los acompañamientos.

En lo musical fueron repasando su discografía, siendo el primer momento álgido de la noche el “Capcha Cha-Cha”, con su complicado-pegadizo estribillo, cha, cha, cha, cha,cha, destacando también “Soy un disfraz de tigre”, incluida interactiva coreografía, que tanto gustó a Rebeca,la esperada colaboradora, máquina…piedra…planta…animalito, para terminar con la que ellos mismos definieron, y yo comparto, como su mejor tema, “No hay nada mas triste que lo tuyo” con los ejemplificadores supuestos de las tiendas de animales, el turno de noche y el gracioso, a la vez que triste, los caballitos ponis, que ya me viene a la cabeza decirlo con soniquete de megáfono de feria, se recomienda escuchar el tema para entenderlo.

1. Hidrogenesse. No hay nada más triste que lo tuyo.

http://www.youtube.com/watch?v=qrBW_erlrfU

2. Hidrogennese. Disfraz de Tigre.

http://www.youtube.com/watch?v=0VIYB9EbAW8

3. Hidrogennese. Eres Mac eres Pc.

http://www.youtube.com/watch?v=u89b-M7MgTo

Y así pasamos a la segunda actuación de la noche, sin entrar a valorar si alguno de los dos grupos era telonero del otro (no queremos aceptar la idea de que Hidrogenesse fuese la antesala de nadie). Se notaba que había un público más numeroso que en el anterior (igual porque muchos llegaron tarde) y lo cierto es que la salida de Chico y Chica  tuvo una gran acogida. Compuesto como su propio nombre indica por un chico y una chica (aquí diréis… pues sí que es fácil esto de las crónicas), ambos de Bilbao, congregaron también al mismo tipo de público, proponiendo un show de las mismas características a su predecesor, divertido, cómico, aunque con una música algo diferente, dado que cuenta con una base (en algunos temas) más discotequera, que recuerda por momentos a Fangoria.

Curiosa fue la salida del dúo bilbaíno, ya que Chica salió libro en una mano(curioso para un escenario, ¿verdad?)y copa en la otra (esto ya es más normal) y Chico con un agua( también raro, no sé, toda la noche fue rara, o al menos distinta).Destacó un tupper de ensalada que dejó la cantante sobre la mesa de mezclas, surrealismo en estado puro. Lo del libro dio mucho juego durante toda la actuación, ya que se interpretaron con él tanto monólogos y recitales de poesía, como escenas de teatro a dúo, ayudándose de él, para simular la entrevista al propio grupo, poniéndose ella en la piel de la entrevistadora de tiempos de la movida, reduciéndola al absurdo en todo momento.

Todos estos recursos forman parte de un espectáculo, que si bien tampoco goza como en el caso anterior de la mejor la calidad sonora, se compensa y consigue “atrapar” con otro tipo de facultades que tienen que ver mucho con interactuar con el público, a través de constantes speechs disparatados (en algún caso un tanto largos) aunque al final siempre conseguían salir airosos, letras divertidas, que parecen en algunos casos improvisadas (aunque este punto ya ha sido corroborado y no son así, cuesta creerlo) con momentos para la improvisación como fueron esos cantos flamencos (¿quizás estilo musical frustrado?) que contrastaban y desafinaban con el tono habitual utilizado.

La indumentaria de Chica, criticada por el género femenino presente, vestida de negro con cadenita de plata a la cintura y diadema de “diamantes” de princesita a la cabeza y Chico, clásica estética gay, destacando chaleco y fular al cuello.En lo musical decir que desde el principio tuvo al público asistente entregado, tarareando y bailando de modo único ( no digo más) las canciones. Fueron intercalando, como bien dijeron en la auto entrevista, las nuevas con las más antiguas, destacando “Bomba Latina”, con soniquete de fondo de King Africa, sin palabras… también “Tu”, “Lo que tienes que hacer” y “Tú que sabes”, y “Quiéreme Doctor”  que destacó por su ritmo.

En la página de Chico y Chica podéis encontrar toda la información relacionada con su gira, su discografía, su música y su forma de ver el mundo.

http://www.chicoychica.com/

En resumen: podemos decir que en su conjunto vivimos un espectáculo único, en un ambiente también único, con un show divertido y diferente (eso seguro) a lo antes visto sobre un escenario, vamos… de aquellos que no se olvidan fácilmente y eso siempre está bien. En ningún momento nos arrepentimos de no haber ido al otro concierto propuesto, el de Iván Ferreiro, y hablando de arrepentimiento, esto me recuerda a que tengo que cerrar la crónica, siguiendo instrucciones explícitas de Marina, que para eso escribe en el blog, con una frase lapidaria de Chico y Chica citada en uno de sus múltiples speechs que queda para la reflexión, para mí muy cierta, como es “ arrepiéntete siempre de lo que hagas, no de lo que no hagas”… a reflexionar.

El colaborador Amable para el blog Dormircomerbeber.

HIdrogenesse + Chico y Chica

Conjunto de personajes frente a la cola de la sala justo antes de entrar.

HIdrogenesse + Chico y Chica

Ambientazo en la sala con Hidrogenesse.

HIdrogenesse + Chico y Chica

Chico y chica hicieron su aparición.

Nuestro colaborador Amable, y nuestra infatigable compañera de batallas y futura colaboradora del blog.

Los cuatro en nuestra zona favorita de la zona.

Ellos en medio de un speach.

Fantásticos y estupendos chico y Chica!

Fantásticos y estupendos chico y Chica!

Ell y ella.

El y ella.

HIdrogenesse + Chico y Chica

¿El mejor momento de la noche?Cuando conocimos a los componentes de Hidrogenesse!

Anuncios