Otra de Japos: Restaurante Yamato, en Albir.

Soy muy fan de la comida japonesa (o de la occidentalización de la misma), y la semana pasada probé un restaurante nuevo (para mi) al que no se me hubiera ocurrido nunca ir sino hubiera sido porque mi hermana, que lo había probado, insistió. El motivo: teniendo en cuenta los elevados precios de los restaurantes japoneses, y que su comercialización a los “all you can eat” habían conseguido abaratarlos a unos 18 euros por cabeza, nunca me hubiera imaginado que existiera un japonés donde por 12.99 euros se pudiera comer y beber lo que se desease. Me parecía barato, muy barato, y tenía miedo a que me fuera a sentar mal como en una ocasión me pasó con un chino donde comí fenomenal por 6 euros, y por culpa del cual me pasé 3 días en el cuarto de baño sin poder moverme de la taza del water.

Volviendo al Yamato, nos acercamos Lorena, mi hermana y yo, dispuestas a beber y comérnoslo todo. Pedimos mucho, de hecho nos pasamos tanto, que pensábamos que nos cobrarían las piezas de makis que nos dejamos, aunque no fue así (aunque no nos hubiera importado llevárnoslas en un tupper). Nos atendió un chico muy majo, que llevaba una camiseta muy molona de Kikkoman, la soja que nos pusieron en la mesa para empapar en ella todo lo que pedimos. Los camareros fueron majísimos, y me encantó saber que el wasabi es saludable para el estómago cuando se come pescado, así que nos fuimos sabiendo una cosa más de gran utilidad.

Nos encontramos piezas de makis diferentes como el banana maki,  el tempura maki, el sakura maki o platos de atún que en algunos sitios te cobran por separados a menos que sea el menú nocturno. Me faltó probar la sopa de miso (plato fundamental de la comida japonesa) para dar una completa valoración positiva del restaurante, pero hacía tanto calor, que la idea de pedir un plato caliente se me hacía insoportable. No pedimos postre, porque acabamos más que llenas, aunque he de decir que nunca me han llamado los postres realmente japoneses, no se por qué, pero siempre llevan algún tipo de judías.

En resumen: nos lo pasamos fenomenal y disfrutamos mucho con la variedad de platos. Nos atendieron amablemente y salimos muy satisfechas con la experiencia. Volveremos.

Os dejo las fotos como mejor resumen de nuestra jornada.

Dónde: Camino Viejo de Altea 26,Albir, L’Alfas Del Pi, 03581.

En el número 35 de 97 restaurantes en el Albir.

Restaurante japonés Benidorm.

Carta del restaurante. Me llama la atención que en el Oku sushi, otro japonés en Benidorm, tienen prácticamente la misma carta, pero variando de precio, aunque luego ocurra que los platos son ligeramente distintos.

Restaurante japonés Benidorm , pepino en salsa agridulce.

El pepino estaba rico, pero no tanto como cuando lo presentan fileteado y con alga. Éste fue uno de los platos que pedí que fue diferente a lo que aparecía en la carta.

Restaurante japonés Benidorm , pollo con almendras

Pollo frito con almendras y salsa agridulce.

Restaurante japonés Benidorm, pan de gamba.

Pan de gambas, un clásico olvidado en muchos japoneses que está realmente rico si se moja en salsa de soja( consejo de kikkoman)

Restaurante japonés en el Albir

Interior del local con decoración japonesa.

Restaurante japonés en El Albir, dim sum.

Dim sum de carne, a Lore le gustaron tanto que tuvimos que repetir.

Restaurante japonés en el Albir, gambas.

Gambas en tempura.

Restaurante japonés en el Albir, sashimi de salmón.

Sashimi de salmón con genjibre y wasabi, que se deshacía en la boca.

Restaurante japonés Benidorm, makis de salmón y atún.

Makis variados, especialmente de atún y salmón sobre tabla de madera, me encantó la presentación de las piezas, que me resultaron deliciosas.

Restaurante japonés Yamato, en el Albir.

Pinchos de pollo (que no probé pero que según el resto de comensales, no me perdí mucho) y rollito de ternera con ajete, que me encantó ya que tenían mucho sabor.

Restaurante japonés Yamato tepanyakki, el Albir.

Segunda ronda de sashimi y Nigiri sushi de salmón y atún.

Restaurante japonés en el Albir, Yamato Teppanyaki.

Diferentes makis de pollo y verduras(amarillo), atún picante (en verde), salmón dulce(en rosa) y los clásicos de atún y salmón. Al fondo, makis de salmón con aguacate.

Restaurante japonés Benidorm, Yamato Teppanyaki.

Giozas de carne.

Restaurante japonés Benidorm, Yamato Tempanyaki.

Fideos finos salteados con huevo y verduras.

Restaurante japonés Yamato teppanyaki, el el Albir.

La escritora de este blog disfrutando de la experiencia gastronómica.

Restaurante japonés Yamato teppanyaki, en el Albir.

Lorena, justo antes de pedir en la mesa del restaurante Yamato. Comentaros que después de comer tuve una sesión de manicura y pedicura con ella y me dejó las uñas perfectas, es toda una artista.

Restaurante japonés Yamato Teppanyaki en El Albir.

La cuenta. Como podéis ver, salimos a 12.99 euros por cabeza, comiendo y bebiendo lo que quisimos.

Anuncios