Viernes de Gula en el restaurante Los siete Pecados.

Ocupando una esquina en Calle la Palma en Benidorm, se encuentra el bar-restaurante Los 7 Pecados. Unas mesitas en el exterior, llaman la atención a aquellos a los que nos gusta fumar mientras tomamos una caña al aire libre. Antes de entrar se puede observar una vitrina donde se exponen los productos frescos (me deleito en ellos) pero que impide el paso cómodo de los clientes al interior. Mesas vestidas de mantel con servilletas de tela, y botellas con bombillas se funden con un gran botellero el la pared principal. La televisión y una nevera de estrella Levante, me desconcertaron ya que no me acabaron de encajar con el resto del local, que cuenta con una decoración sencilla pero acogedora y basada principalmente en los 7 pecados originales, con textos y vinilos.

Magda nos invitó a comer, y el resto de comensales (fuimos cuatro en total) nos dejamos llevar por la carta, las sugerencias del chef y los productos frescos que vimos expuestos. Nos quedamos un poco desencantadas cuando descubrimos que pese a que los carteles exteriores rezaban que el viernes era el día del langostino, no contaban con ellos en cocina. Aún así, he de decir que admiro cuando un restaurante que tiene como primer objetivo mantener la calidad de sus productos, prefiere decepcionar no contando con ellos, a poner un producto congelado, con lo que agradezco que si el viernes de langostino, no hay langostino, no se sirva y se ofrezcan otras opciones que cumplan con lo esperado, como fue el caso.

De primero, pedimos dos ensaladas, que nos encantaron frescura, con este calor, es realmente lo que más me apetece. Para compartir, gambas a la plancha, un calamar, sepionet, y un par de solomillos (uno a la pimienta, y otro al Módena). Tanto los productos de mar como de tierra, eran de una frescura y calidad extraordinaria, y su preparación no hizo más que acentuar al sabor de cada uno de ellos. Seguramente nos pasamos pidiendo, pero estaba todo tan rico y fresco que apenas sobraron unas patatas fritas que acompañaban a la carne. No pudimos con el postre, otro día guardaré un hueco para poder opinar sobre el dulce. Mientras esperamos entre plato y plato, nos deleitamos con tinto de verano, que fresquito resulta la mejor bebida de acompañamiento para estas fechas.

Todo el personal del equipo del restaurante fue muy amable con nosotras. Me llamó la atención el detalle de enseñarnos las cantidades que comimos, antes de cocinarlas.

Podemos decir que el viernes, sin lugar a duda, pecamos de Gula.

Dónde: C/ Molí 12, Benidorm.

Telf: 722200078.

Cuánto: +-35 euros por cabeza.

Exterior del Restaurante Los 7 pecados en Benidorm.

Esquina que ocupa el restaurante, entre la Calle Molí y la calle La Palma. El toldo exterior, permite que la estancia sea agradable a pesar del calor de la época. Si se pide una cervecita fresquita, todavía se está mejor.

Fachada del Restaurante Los 7 pecados en Benidorm.

Vitrina de exposición de productos frescos. La verdad es que es agradable saber el aspecto de lo que me van a servir en el plato, pero no me acaba de gustar cómo está integrado este elemento en el interior del local, ya que hace incómoda la entrada al mismo, y a su vez, quita espacio.

Restaurante Los 7 pecados en Benidorm, interior del local.

Imagen del interior del local, ambientado y decorado entorno a los siete pecados capitales.

Restaurante Los 7 pecados en Benidorm, tapas.

Empanadillas fritas, que nos pusieron con las bebidas como tapa.

Restaurante Los 7 pecados en Benidorm.

Ensalada con salmón, tomate, pepino, lechuga y ensaladillita de cangrejo.

Restaurante Los 7 pecados en Benidorm, ensaladas.

Ensalada de aguacates, tomate, atún con una vinagreta riquísima y maiz.

Restaurante Los 7 pecados en Benidorm (6)

Aceitunas como tapa para acompañar la bebida hasta la llegada de los primeros.

Restaurante Los 7 pecados en Benidorm , marisquería.

Gamba roja a la plancha. Exquisitas.

Restaurante Los 7 pecados en Benidorm (8)

Calamar a la plancha, muy tierno y servido con la salsa de ajo y perejil a parte.

Restaurante Los 7 pecados en Benidorm, sepionet.

Sepionet con salsa de perejil y ajo.

Restaurante Los 7 pecados en Benidorm , solomillo al módena.

Solomillo al módena, acompañado de patatas fritas. Sólo diré que la salsa estaba para mojar.

Restaurante Los 7 pecados en Benidorm, solomillo a la pimienta.

Solomillo a la pimienta con la salsa a parte, patatas fritas y tambor de setas.

Anuncios