Comida tradicional en Altea: Ca Jaume.

Pescado y carne fresca. Son los pilares de la cocina de este restaurante en Altea. Los camareros, que hablan valenciano, son la señal de que lo que se cuece en la cocina tiene aroma de aquí, de la terreta. Unas mesitas en la terraza dando al paseo marítimo y un local más bien pequeño, hacen de este lugar un espacio íntimo donde disfrutar de la gastronomía mediterránea. Una barrita pequeña en la entrada donde se pueden probar también raciones y picar algo con alguna caña o vino mientras se espera a que te atiendan en la mesa. A continuación, una narración de nuestra visita a Ca Jaume .

La carta cuenta con ensaladas, verduras de la huerta, mariscos, y carnes: gambas, cigalas, navajas, tellinas, mollejas de cordero, albondigas… Me encantan los restaurantes en los que llega el camarero y te cuenta los productos del día, ayer entre ellos black angus de ternera. Cocina correcta, sin florituras, platos sencillos con todo el sabor de la tierra y el mar.

Pedimos unas clochinas (mejillón del mediterráneo) al cava, una ensalada de tomate con salazón, y una fritura de pescado que se deshacía en la boca. De postre un bizcocho de zanahoria con chocolate y nata, acompañado con una mistela a la que nos invitó la casa. Todo esto, junto con dos jarras de sangría nos constó unos 60 euros exactos. La bebida nos hinchó una cuenta que se hubiera mantenido en un precio más correcto de haber pedido dos cañas, dos aguas o dos cocacolas…pero un día es un día, y el calor es lo que tiene, que más que comer tienes sed para beber lo que te planten por delante.

Un lugar que recomendaría para probar la gastronomía de la zona.

Dónde: C. Sant Pere, 30, Altea Valencia, España.

Relación calidad precio: buena.

En el puesto número 59 de 208 restaurantes en Altea, en Trip Advisor: http://www.tripadvisor.es/Restaurant_Review-g666316-d3600022-Reviews-Ca_jaume-Altea_Costa_Blanca_Alicante_Province_Valencian_Country.html

Ca Jaume Altea , el local.

Imagen del local, que es más bien pequeño con la barrita a la entrada donde se puede parar para picar algo. La decoración es sencilla y rústica e igual un poco pesada para un bar de costa.

Ca Jaume Altea, sangría.

Sangría que nos encareció la cuenta, ya que cada litro nos salió a unos 11 euros, y aceitunas, que tuvimos que pedir para acompañar, hasta que llegara la comida.

Ca Jaume Altea, clochina valenciana.

Clochina valenciana: según el mismo camarero nos contó, esta semana no había llegado con el mismo tamaño que la anterior, que había sido espectacular.

Ca Jaume Altea, el vicio de mojar.

Finísima ensalada de tomate con salazón como capellán, mojama o hueva. No pude evitar mojar el aceite con el pan que estaba delicioso.

Ca Jaume Altea, el vicio de mojar.

Foto del pan que francamente estaba riquísimo. Hacía tiempo que no disfrutaba tanto mojando un aceite como el que nos pusieron en la ensalada.

Ca Jaume Altea, fritura de pescado.

Muy bien frita la fritura de pescado, con musola, boquerones, palayas, pescadillas y salmonetes. Todo se deshacía en la boca.

Ca Jaume Altea, el postre.

El postre: bizcocho de zanahoria con chocolate, seguramente lo más flojo ya que se quedaba algo seco. Será por el calor que hace en agosto, pero a este plato le hubiera acompañado fenomenal una bola de helado.

Anuncios