Kitagawa, restaurante japonés en Alicante.

Hoy empiezo el relato de mi experiencia gastronómica en el restaurante Kitagawa en Alicante, con una parte de un libro muy especial, El elogio de la sombra, del autor Junichiro Tanizaki, publicado por la editorial Siruela.

           “No cabe duda de que todos los países del mundo han buscado la armonía de colores entre los manjares, la vajilla e incluso las paredes; en cualquier caso, si la cocina japonesa se sirve en un lugar demasiado iluminado, en una vajilla predominantemente blanca, pierde la mitad de su atractivo. Observemos por ejemplo el color de la sopa roja de miso que consumimos todas las mañanas y comprenderemos fácilmente que haya sido inventada en las sombrías casas de antaño. Un día en que me habían invitado a una reunión de té, me ofrecieron miso y al ver a la luz difusa de las velas aquella sopa
cenagosa, color de arcilla que siempre había tomado sin prestar atención, estancada en el fondo del cuenco de laca negra, descubrí de repente que tenía una profundidad real y un tono de lo más apetitoso.”

El Elogio de la sombra y el restaurante Kitagawa.

Este libro me descubrió la cultura japonesa, y su afán por encontrar la belleza en la sombra. Desde que lo leí, me fijo más que nunca en la vajilla que utilizan en estos locales, y he de decir que en raras ocasiones he encontrado un lugar por la zona donde se guíen por los parámetros que expresa la narración del libro. Me llevé cierta decepción en este caso, ya que tanto el plato que usamos, como los palillos el tapete y en general, el mobiliario era negro, pero la comida venía servida en vajilla blanca.

Aún así, para no ser una experta en comida japonesa, tengo que decir que salí satisfecha y muy contenta con este nuevo descubrimiento, al que nos aventuramos tras leer una crónica de nuestra compañera del grupo de facebook Bego Morillas Guijarro, que según comentaba le encantaba, y no es para menos, los platos estaban ciertamente deliciosos.

Edu y yo llegamos entorno a las 15.00, y pese a ser un poco tarde nos atendieron sin problema. Estábamos muertos de hambre y sedientos, ya que habíamos hecho surf en Campello por la mañana, y tardamos un poco en encontrar la ubicación del mismo, que se localiza en la C/Médico Pascual Pérez, muy cerca de la Plaza de la Muntanyeta, y al lado de la Policía Nacional.

Qué pedimos.

Para beber una cerveza, y me sugirieron probar una japonesa que no conocía que se llama Kirin, muy suave y agradable. Como todo parecía tener muy buena pinta, nos decidimos por:

  1. Un plato variado de sushi, makis,y niguiris de salmón, atún y pez mantequilla. El pescado estaba francamente delicioso, con el color que le correspondía, y con la textura de arroz acertada. Nunca me había gustado la anguila hasta que probé el niguiri con huevas de este restaurante, y realmente no me arrepiento de haberlo hecho, ya que consiguió cambiarme totalmente el concepto con respecto a lo que había probado.
  2. Unos buñuelos de pulpo con láminas de bonito seco, cuyo plato fue el que más me sorprendió. Debí grabar un video, ya que las láminas de bonito se movían por el calor que desprendían las bolitas, y hacía un efecto precioso. Nunca había probado un plato igual, y me dejé llevar por el ligero sabor a jengibre que desprendían, un plato muy fino y diferente.
  3. Unos rollitos vegetales muy bien fritos, con salsa teriyaki.
  4.  Una sopa de miso con un color rojo (como cita el libro) que nunca había visto y que estaba francamente deliciosa, la mejor que he probado en mi vida.

Cómo nos atendieron.

La chica que nos atendió fue muy simpática y profesional, y excepto por un error en la comanda (un plato que nunca nos llegó), el trato fue maravilloso. Le tuvimos que pedir que nos dejara la salsa de soja en la mesa, ya que abusamos de ella, y se ve que tienen costumbre de ir rellenando la tacita mientras se acaba, y no nos puso ningún inconveniente.

Qué pagamos.

Otro punto importante, la cuenta: salimos a unos 20 euros por cabeza, lo cual nos pareció un precio adecuado, dada la calidad de los productos. Acostumbrados al buffet de tepanyaki que últimamente se estila, puede parecer caro, pero he de decir que realmente merece la pena pagar algo más, y comer un sushi tan bueno como el que se nos preparó ese día. En relación a la mayoría de restaurantes japoneses cuyo precio suele ser excesivo, éste se ajusta a unos precios muy competitivos, con lo que la sensación general fue maravillosa.

Os dejo su página de Facebook, por si os apetece conocer más de cerca los platos que preparan: https://www.facebook.com/KitagawaAlicante

Únete al grupo Dormir Comer Beber de Facebook.

Aprovecho para dejaros el enlace de la página del grupo de Facebook por si os animáis a formar parte de nuestra comunidad, donde podréis enviar crónicas de vuestros restaurantes, viajes, u hoteles favoritos, y dónde podréis encontrar sitios donde ir a comer o sugerencias para esos días en los que uno no sabe dónde caer en una ciudad que no es la suya. Apto también para los que estáis hartos de que el Trip Advisor os decepcione con restaurantes calificados especialmente por turistas extranjeros, a los cuales parece gustarles los restaurantes de fish and chips, o para lo que quieren ver la crónica del restaurante de Begoña, donde subió los platos que a ella más le gustan.

Grupo Dormir Comer Beber: https://www.facebook.com/groups/dormircomerbeber/

Restaurante japonés Alicante Kitagawa. Rollitos de primavera.

Rollitos con alga nori, y salsa teppanyaki.

Restaurante japonés Alicante Kitagawa.Sopa de miso.

Sopa de miso con tofu, algas wakame, cebolleta y puerro y un ligero sabor a tomate que es lo que le da el color rojizo.

Restaurante japonés Alicante (3)

Plato de buñuelos de pulpo, con láminas de bonito seco, francamente delicioso, y el plato que más me impactó por su sabor diferente.

Restaurante japonés Alicante Kitagawa.

22 piezas de sushi, niguiri y makis, con su salsa wasabi y jengibre. Sólo por la pinta del plato os podréis imaginar cómo estaban. Deciros que era un plato preparado que tenía un precio de unos 20 euros, una opción ideal para los que os gusta todo tipo de pescado crudo, y queréis probar un poquito de todo.

Restaurante japonés Alicante Kitagawa. La carta.

Una muestra de la carta del restaurante, para que os hagáis a la idea de precios y variedad.

Restaurante japonés Alicante Kitagawa.

Cerveza japonesa Kirin, muy suave, tanto que me tuve que beber dos.

Restaurante japonés Alicante Kitagawa. Fachada del restaurante.

Fachada del restaurante en la Calle Médico Pascual Pérez, 25.

Anuncios