Aprendiendo a surfear a los 30.

Hoy os traigo las fotos de lo que está siendo el descubrimiento de un deporte que me está enganchado, y que espero poder seguir practicando, ya que todavía me me cuesta subir a la tabla. Se trata del surf, un deporte acuático que nunca se me hubiera ocurrido practicar de no haber ido este verano a Gran Canarias con mis amigas.

Dónde empezamos: viaje a Gran Canarias.

En septiembre, organizamos un viaje a Mas Palomas, en Gran Canarias. Entre las actividades que decidimos realizar, optamos por probar a apuntarnos a una mañana de clase de surf, para ver qué tal se nos daba. Llamamos a la Escuela Prosurfing Company, después de darle muchas vueltas, ya que parecía que nos daba un poco de impresión y miedo probar un deporte que nunca habíamos hecho y que sólo habíamos visto en las películas. Al final, de siete que viajamos, nos decidimos cuatro valientes, Andrea, Andreita, Raquel y yo. Por 50 euros, nos recogieron del hotel en una furgoneta, nos llevaron hasta la tienda donde nos dejaron los neoprenos y todo el material necesario, nos pusieron un vídeo explicativo de iniciación del surf en inglés (la mayoría de los alumnos eran extranjeros) y nos llevaron hasta una playa con las condiciones adecuadas para empezar a surfear. Una vez acabadas las dos horas de clase, donde se nos incluyó una bebida y un snack, nos acercaron hasta el hotel finalizando así 5 horas de excursión de lo más entretenidas. El tiempo se nos pasó volando, y aunque sólo Andrea consiguió levantarse de la tabla, disfrutamos todas ante la sensación de velocidad que proporciona el deslizamiento de la tabla con la fuerza de las olas.

Cómo poneros en contacto con a Escuela Prosurfing Company.

Os dejo el enlace de la página de facebook por si queréis contactar con ellos en el caso de estar interesados en hacer surf en Maspalomas. La verdad es que se portaron fenomenal con nosotras, y tuvimos la suerte de tener un profesor para las cuatro que nos aventuramos a practicar este deporte. https://www.facebook.com/ProSurfingCompany?fref=ts

Vuelta a Alicante: Campello Surf Club.

Al volver del viaje, no conseguí quitarme de la cabeza la idea de que tenía que volver a probarlo, así que convencí a Edu para apuntarnos a la escuela Campello Surf Club, que me había recomendado un amigo, Antonio, ya que llevaba allí a sus hijos a surfear en verano. Tras investigar en facebook, vi que tenían una oferta mensual, donde por 45 euros, ofrecían material y cursos de iniciación todos los fines de semana. En el caso de no tener neopreno, el precio son 55 euros, un coste realmente competitivo en comparación con lo que cuesta una sesión única de clase, que son unos 35 euros. Los días que por las circunstancias del tiempo no hay olas, ofrecen cursos de padel surf, deporte en el que también nos iniciamos y encontramos de gran dificultad pero muy divertido. Éste último fin de semana se nos unió Juan Vizuete a la aventura. Él ya había surfeado anteriormente, pero aún así se vino con nosotros y nos ilustró en aspectos que no conocíamos. Formamos un grupo de casi unas 15 personas entre adultos y niños, y aunque éramos bastantes, la verdad es que había tantas olas, que pudimos disfrutar una barbaridad.

Tanto el profesorado, como la gente que forma parte del club es encantadora, especialmente Javi, nuestro profe con el que estamos aprendiendo un montón. Os recomiendo que lo probéis y que me contéis qué tal se os da.

Toda esta historia se resume en una frase: Edu y yo nos hemos enganchado al surf, y tenemos la idea de practicarlo todo el año.

Ya os iré contando cómo nos va.

Escuela de surf en Campello

A través de Facebook: https://www.facebook.com/campellosurfclub?fref=ts

Las fotos del surf en Mas Palomas son del fotógrafo Alessandro Ceccarelli que nos cobró 10 euros por todo el reportaje a cada una. Las fotos en Campello son de Antonio González.

Surf en Gran Canarias.

La primera práctica es en la arena, donde se trata de asimilar el movimiento necesario para levantarse de la tabla tras remar para coger la ola con velocidad.

Surf en Gran Canarias

Ponerse de pie en la tabla sobre la arena es mucho más fácil de lo que resulta en el mar.

Surf en Gran Canarias.

La remada es muy importante para coger velocidad y coger bien las olas.

Surf en Gran Canarias.

Éste es el momento en el que me debería haber subido a la tabla. El tema es que debo de hacer más flexiones porque se necesita tener una fuerza en los brazos que ahora mismo no tengo.

Surf en Gran Canarias.

Lo suyo es llegar a la arena de pie, obviamente el primer día no lo logré en ninguna ola.

Surf en Gran Canarias.

Ciertamente surfear es agotador, y hay que tomarse un tiempo de descanso.

Surf en Gran Canarias.

Las cuatro amazonas del mar de Gran Canarias, tras surfear sin descanso.

Surf en Maspalomas.

Grupo completo que realizamos el curso en Gran Canarias.

Surf en Campello.

Esta foto es en Campello, donde con mucha práctica, empiezo a levantarme al coger las olas.

Surf en Campello.

Éste último fin de semana tuvimos la suerte de disfrutar de buenas y continuas olas, cuando estás empezando, olas de 0.8m parecen gigantes.

Surf (14)

Haciendo esfuerzo para poder ponerme en pie.

Surf en Campello.

Una de las partes que me parecen más complicadas es subir lateralmente para colocarse paralelamente a la tabla.

Surf en Campello.

En esta foto, por fin se ve que consigo mantenerme en pie, aunque sólo fueran unos segundos.

Surf en Campello.

Una vez encima de la tabla, la sensación de velocidad es increíble.

Surf en Campello.

Aunque no tengo ninguna instantánea de Edu surfeando, la realidad es que parece haber nacido para este deporte. A la tercera ola de su primer día estaba surfeando. Se le da francamente bien.

Surf en Campello.

Aunque estoy empezando a subir a muchas de las olas, todavía me caigo, así que me toca seguir intentándolo.

Surf en Campello.

Juan, Edu, Javi el profe (el de la cerveza, sí) y yo, tras la jornada de surf del domingo.

Anuncios