Cómo comprar un vestido para una boda por internet.

Este fin de semana he estado en una boda y he decidido cambiar de temática y escribir sobre la experiencia de cómo me compré el vestido para el evento. Comprar ropa en Internet genera bastante desconfianza entre l@s usuari@s principalmente por el hecho de comprar un género que no te puedes probar hasta que llega a casa.

Muchas amigas mías se muestras escépticas cuando les cuento que me gusta buscar ropa en la red, así que decidí escribir este artículo para animarlas. Si te has planteado alguna vez hacer una compra online y no lo acabas de ver, espero que este artículo te ayude, y que en un breve plazo de tiempo hagas tu primera compra y nos lo cuentes.

Qué debes tener en cuenta antes de comprar.

Buscar un vestido para una boda es complicado y me explico: vivo en Benidorm, y las tiendas que me gustan, muchas veces no tienen tallas o no tienen el estilo que busco para un evento en el que me apetece llevar algo diferente. Internet tiene una amplia oferta tanto en tallas como precios, así que creo que merece la pena echar un rato a buscar el vestido perfecto.

1. Buscar páginas de confianza: comprar en Internet es cada día más seguro, aún así, mira foros donde otros usuarios hayan dado su opinión sobre la experiencia de compra.

2. Tomar referencias de las tallas: muchas marcas tienen las medidas exactas con las que diseñan las tallas. Tomate un momento para medirte, y para ver qué talla es la que se aproxima a tu cuerpo. Cada país tiene su propio patrón. Por ejemplo, la marcas inglesas suelen tallar más grande que las italianas, que tallan más pequeñas.

3. Compra con tiempo: si tienes una boda con antelación, no dejes la compra del vestido para el último día (esto lo cuento por que me se la teoría, pero soy consciente de lo difícil que es llevarlo a la práctica).

Una vez encuentras el vestido que te gusta.

No desesperes en la búsqueda de tu vestido perfecto. Normalmente las páginas tienen muchas opciones, y a veces no cargan como deberían. Siéntate un rato que tengas tiempo y disfruta de tu compra.

4. Cuando lo encuentres: cómpralo, no lo dudes. Te aconsejo si puedes pedirte más de uno para que puedas probarte varios estilos. Muchas veces la foto no es lo que esperas, y vestidos que parecen preciosos en la foto no son de la calidad que esperabas.

5. Da una dirección en la que puedas estar el tiempo de entrega, sino, pide la opción de recoger un paquete en un punto de recogida.

Cuando te llega el vestido.

La espera ha merecido la pena: momento de euforia ¡tu pedido ha llegado!.

6. Cuida el embalaje, puedes necesitarlo para devolver el vestido.

7. Pruébate tranquilamente: sopesa bien si es tu talla o no y si el producto cumple tus expectativas. Yo por ejemplo me he quedado con vestidos que una vez llevados a la modista me han quedado perfectos.

8. Devuelve los productos que no te han satisfecho: no te obligues a quedarte algo que no te ha gustado por la pereza de tener que ir a Correos o de preparar el paquete de devolución.

Devoluciones.

Seguramente, el momento de mayor pereza del proceso, no lo dejes y hazlo lo antes posible: ¡Que no se te pase el plazo!

9. Envuelve tu paquete y sigue las instrucciones de la página donde has comprado el vestido para hacer la devolución, lo normal es que en un breve plazo de tiempo te devuelvan el dinero.

Lo más importante: disfruta tu vestido.

10. Este es un consejo para todo tipo de compras, y más para un vestido para una boda: viste con un vestido cómodo, que lo lleves tú, no que él te lleve a ti. Disfrútalo y lúcelo como se merece.

¿Tienes alguna duda? Contacta!

11. Si durante el proceso te surge alguna duda, contacta con el centro vía email o medios sociales, preguntando tus dudas, tienen la obligación de contestarte.

La compra de mi vestido de Asos.

Aquí os dejo una comparativa del vestido que me compré en Asos, para que veáis cómo me quedó en la realidad. La verdad es que el vestido en mano me pareció mucho más bonito que en la foto. Lo llevé a la modista, que me modificó las mangas, y me las recortó para que quedaran con el borde del encaje. Me lo ajustó también a la cintura para que se me acoplara más todavía, realzando mi figura de curvas.

Como podéis ver en la foto decidí combinarlo con unas sandalias de esta temporada de Zara, y una chaqueta de cuero para darle un toque roquero, que me apetecía mucho. Un collar vistoso para darle color al look y perfecta para salir. Espero que os guste.

Comparativa vestido Asos.

A la izquierda la modelo de la página de Asos. A la derecha yo con el mismo vestido modificado por la modista y combinado con zapatos, cartera y chaqueta de cuero todo en negro.

Anuncios